Los comercios cada vez son más conscientes de la importancia que tiene los sistemas antihurto para tiendas. Más del 80% del género que se pierde se debe a hurtos externos e internos, frente a un 20% producido por errores logísticos, lo que supone un gran fallo en el presupuesto en el momento en el que toca hace cuentas en el inventario anual.

Hay diferentes sistemas antirrobo que las empresas deben de valorar concienzudamente antes de decidir. Habrá que pensar en el tipo de producto que se desea alarmar, en la forma y en el precio, intentando encontrar una opción que realmente salga a cuenta.

En las siguientes líneas analizamos lo sistemas más comunes:

Los mejores sistemas antihurto para establecimientos comerciales

Otro de los factores que se deben considerar para elegir dispositivos antihurto para tiendas es la tecnología en la que se basan. Habrá que instalar también una antena antihurto que reaccionará con las señales que emite la alarma, provocando que se produzca el pitido si esta última todavía estaba activada.

antihurto-recomendado

Existen 3 sistemas de alarmado clásico:

  • Sistema antihurto de tipo Checkpoint (con tecnología RF): Comprende un sistema compuesto de columnas con un dispositivo electrónico que recibe y emite una señal codificada. Los clientes tendrán que pasar a través de esta barrera para abandonar el negocio; si la alarma no ha sido desactivada, la columna pitará. En el momento en el que se abona el producto, este debería des-alarmarse en la caja con una fuerte acción magnética. Esto hace que la alarma deje de funcionar.
  • Antenas Sensormatic (tecnología AM): Son los sistemas antihurto para tiendas de ropa más habituales. Suelen combinarse con etiquetas acústico-magnéticas que deben de ser incluidas en el artículo para evitar su robo. La ventaja de este sistema es que las etiquetas se pueden integrar a la perfección, incluso hasta en el interior de las cajas, evitando así que el ladrón las identifique y las despegue. El problema de las etiquetas es que resultan fáciles de despegar; aunque se hayan pegado a conciencia, bastará con utilizar la uña del dedo para retirarlas.

Este sistema crea un sistema más sofisticado, aunque más complicado de implementar; en caso de robo, estas resonarán en una frecuencia de 68 KHz. La gran ventaja de la tecnología acustomagnética es que se puede personalizar en base al tipo de producto que se esté alarmando.

Para asegurar la máxima efectividad, hará que asegurarse de colocar las etiquetas en un lugar indetectable.

  • Tecnología electromagnetismo: Finalmente tenemos los dispositivos antihurto para tiendas por electromagnetismo. La etiqueta no es más que una fina hebra compuesta por muchos metales. Es prácticamente invisible, pero funcional, en cualquier caso: y es que puede funcionar a una frecuencia reducida. Es mucho más complicado de localizar que una etiqueta, por lo que es difícil que el ladrón la pueda encontrar y quitarla.

Son algo más costosas, pero, a cambio, algunos modelos pueden desactivarse y utilizarse en otros productos en el futuro.

Estos 3 sistemas antihurto permitirán proteger cualquier artículo de los robos más comunes. Puedes aprender más acerca de los sistemas antihurto en http://www.sensornor.com/.